Política en las redes sociales

Social NetworkLas redes sociales juegan un importante papel en la política. La comunicación ya no es el fin, sino un medio para conseguir el objetivo. Primero se comunica y luego, se hace política. Las redes sociales acercan al político a la sociedad, quitándole la imagen de personas lejanas, a las que no se puede llegar, desconectadas de la realidad de la gente de a pie, pero la sobreexposición en las redes, puede traer consecuencias nefastas.Todo lo que escriben, graban, publican, se puede volver en su contra. O no. Detrás de las campañas políticas, detrás de los propios dirigentes, hay grandes equipos de expertos en comunicación que generan contenidos y estrategias útiles para crear una buena imagen en las redes sociales, para conectar con el público objetivo, con sus votantes.

La primera campaña política en redes sociales se realizó en Estados Unidos. Barack Obama fue presidente del gobierno con un gran apoyo en redes. Después de diez años, estas estrategias se han extendido a América Latina y Europa. Las redes sociales pueden ser una buena fuerza de apoyo pero también pueden crear movilizaciones de protesta.

La irrupción de partidos como Ciudadanos o Podemos, que son precisamente los que más seguidores tienen en Twitter, no habría sido tan efectiva sin las redes sociales. Lo mismo ocurrió con el Brexit o con el proceso independentista en nuestro país. Las redes hacen mucho “ruido” y dictan de qué se habla. Es aquí donde se forman los contenidos, los temas de debate. Twitter es la red social donde más se habla de política aunque Facebook e Instagram buscan hacerse hueco.

Gracias a las redes sociales se participa más en la vida política pero también es un arma de doble filo y es fácil manipular a través de estas herramientas tecnológicas. Aquí se sientan las bases de movimientos multitudinarios, muchos, de temas banales que desvían la atención de lo verdaderamente importante en un país.

Así, como comunicadores, es importante hacer un uso responsable y honesto de las redes sociales, transmitiendo mensajes que creen ideas y debates fluidos, desde el entendimiento de las diferencias. Sobre todo, en temas como la política, donde lo que se pone en juego son los principios que harán progresar a un país.