Dos pasos para generar leads de calidad

Es sabido por todos que las empresas apuestan cada vez más por el marketing digital. Las agencias están en una búsqueda continua de métodos que funcionen para que las marcas, sus clientes, vendan sus productos a través de la web. Está todo estudiado. Sin embargo, son métodos que están en continúa evolución. No existe una fórmula mágica como tal. Son reglas básicas que tenemos que dominar y aplicar para conseguir un objetivo: la compra del producto.

En los últimos años los teóricos del marketing han ido estudiando al consumidor, sus gustos y lo que termina comprando en internet.  De hecho, Ángel Pardo, presidente de Carrots. (partner de Carter Lane.) y director de INRED en Cataluña, habló en un desayuno de formación el pasado 30 de diciembre sobre la evolución del consumidor en la era digital y afirmó que “nos encontramos actualmente con el consumidor 3.0“. Esta última versión del público se caracteriza porque es mucho más exigente que hace dos años, es dinámico (no duda en participar y comentar) y consume marcas afines a su estilo de vida.

Antes de centrarnos en los pasos a seguir es importante recordar que algo fundamental es la clusterización de contenidos. Esto consiste en la agrupación de leads que comparten unas características en común. Y se consigue con la generación de contenidos de calidad. La clave. Los grupos deben estar integrados por usuarios lo más similares entre sí, pero los clusters deben ser lo más diferentes entre sí.  Además, si queremos generar un lead de calidad, es importante ir creando contenidos en torno a la idea. Esto ayuda a la eficiencia de las campañas.

Sabiendo esto y analizando los medios de los que disponemos, somos cada vez más conscientes de los dos pasos que debemos dar para generar un lead de calidad.

1- Creación de contenidos genéricos. Es la base para generar un lead de calidad. Se hace como punto de partida para ver qué consume nuestro target. Este contenido se tiene que distribuir por diversas plataformas: Facebook, Blog (corporativo o de marca blanca) y por las diferentes audiencias. Una ayuda muy importante es la instalación de un pixel en el blog para saber cómo se comporta el usuario. Una vez realizado un primer análisis, tenemos una idea de lo que funciona.

2- Retargeting.  Tanto los contenidos como el diseño de la página tienen que llevar al usuario a lo que queremos. El objetivo es impactar en la persona para que se cumpla con lo que nos hemos propuesto. Para ello, puede ser de gran ayuda las adds de publicidad o la captación de los usuarios.